Página principal
19 agosto 2018 ( 44 vistas )
Anuncios

PREFERIMOS MORIR DE HAMBRE A MORIR QUEMADOS VIVOS AQUÍ

Los venezolanos atacados por brasileños en un acto en Pacaraima, ciudad en la frontera, relataron haber sufrido sucesivas agresiones este sábado (18). En la mañana, habitantes de las ciudades que participan en actos de violencia , destruyeron los campamentos y expulsados calles inmigrantes. Con miedo, muchos de ellos decidieron volver a pie para el país.

El tumulto en la frontera comenzó alrededor de las 7 de este sábado cuando los residentes de Pacaraima incendiaron pertenencias de inmigrantes después de que un comerciante brasileño fue asaltado en la ciudad. La sospechosa es que los venezolanos hayan cometido el crimen, lo que ha rebelado a la población.

La familia del mecánico Marido Alexander Pérez, de 38 años, fue una de las víctimas del tumulto. Salieron de la ciudad de El Tigre hace cuatro meses vivían en una choza a lo largo de la BR-174, en un campamento improvisado .

Inconsolable, la esposa de Pérez, Yaretsi Corrêa, de 37, lloró bastante al ver que todo alimento que ella estaba guardando para llevar a los hijos en Venezuela fue quemado. Además, todos sus documentos, como Cédula Venezolana, CPF brasileño, tarjeta del SUS, diploma universitario y certificado de conclusión de la escuela, fueron incendiados.

"Ellos [brasileños] nos dijeron que si continuamos aquí nos van a matar. "Voy a estar más tranquila cuando cruzar la frontera", Yaretsi dijo. La familia decidió volver a Venezuela. Ellos cruzaron la frontera hasta la aduana y de allí iban a intentar viajar a Santa Elena.

"Prefiero morir de hambre en Venezuela con mi familia que ser muerto agredido aquí", afirmó Pérez, al ser preguntado si aún volvería a Brasil.

También relataron que en el momento de los ataques agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad quedaron todo el tiempo presentes, pero no actuaron para impedir las agresiones cometidas por los brasileños.

"La Fuerza Nacional estaba presente aquí durante todo y no hizo nada. Parecía que estaban protegiendo a los brasileños que nos golpearon ". El Ministerio de Justicia en Brasilia informó que no va a divulgar una nota sobre la situación en Pacaraima.

Según la Policía Militar de la zona, nadie fue arrestado durante el conflicto y nadie resultó herido.

El venezolano Mariver Guevara, de 42 años, también vivía con su hija de 13 años en el mismo campo . Ellas vivían en una carpa que fue completamente incendiada. Todavía asustada, Mariver contó que estaba haciendo café cuando un grupo llegó atacando a todos del espacio.

"Hemos llegado a atacar, tirando piedras, botellas, fue muy violento, aquí vivían niños, mujeres, recién nacidos de dos meses, la gente salió corriendo, fueron empujadas, la gente intentaba defenderse, pero no podía porque era mucha gente", contó .

Ella dijo que el grupo los residentes colocaron gasolina y encendieron en todo. Mariver dijo que todas sus ropas y las de la hija fueron quemadas. Horas después ella regresó a la tienda donde vivía y lo único que consiguió rescatar en medio de los escombros fue una biblia y un bote de plástico.

"No sé qué hacer, no quiero volver a Venezuela". Ella contó que consiguió esconderse en la casa de brasileños conocida de ella en Pacaraima.

Durante la tarde, las calles de Pacaraima quedaron vacías. Las tiendas del comercio estaban cerradas y el escenario era de destrucción en los lugares donde vivían los inmigrantes. En el Centro de selección, donde los venezolanos pasan para regularizarse en Brasil, tampoco había nadie.

El acto de brasileños contra venezolanos en las calles de Pacaraima comenzó alrededor de las 7h y siguió hasta las 10, cuando no había ningún inmigrante, según relato de los propios habitantes de la ciudad.

Después de expulsarlos, los manifestantes llegaron a bloquear la entrada de la ciudad, en la BR-174, hasta las 16h. Sin embargo, el grupo se reunió con autoridades de seguridad y se acordó la liberación definitiva de la vía.

La negociación, según el coronel Matos, subcomandante del Comando de Policía del Interior, ocurrió después de que PM se comprometiera con los vecinos a reforzar la seguridad en Pacaraima. "Nos comprometemos a mantener la ciudad en la paz", dijo.

Refuerzo policial en la frontera

Un refuerzo policial con agentes fue encaminado desde Boa Vista para reforzar la seguridad en Pacaraima, según Matos. El número de agentes no ha sido informado por razones de seguridad.

Ya llegaron en la frontera equipos del Bope, canil, Giro y Gate. El Ministerio de Seguridad también anunció que enviará a 60 militares de la Fuerza Nacional para el estado ante la tensión de este sábado.

"Los equipos van a quedarse el tiempo necesario para garantizar la seguridad en la ciudad y hacer patrullas 24h", informó el coronel.

El tumulto en Pacaraima fue motivado por un asalto a un comerciante de la ciudad, que fue agredido supuestamente por venezolanos. Los sospechosos huyeron tras el crimen y aún no fueron localizados.

Parte de los venezolanos expulsados ​​de las calles y de campamentos en Pacaraima por los residentes se refugió en un área externa del puesto de fiscalización de la Secretaría Estatal de la Hacienda de Roraima (Sefaz). El lugar está justo antes de la entrada de la ciudad.

Después de la conversación con los comradores, cerca de 100 venezolanos que se encontraban en el área externa de la Sefaz fueron dejados en la línea de la frontera para seguir hacia Venezuela.

El coronel explicó que los inmigrantes quedaron con miedo de pasar a pie por Pacaraima con miedo de ser agredidos y por eso la PM y la PRF ofrecían un autobús para ellos.

"Escogimos ellos hasta alinea de la frontera entre Brasil y Venezuela, eso no fue una deportación, sólo fue quien quería", reforzó.

El refuerzo policial es también para resguardar a los moradores de la ciudad, que según el coronel, tienen miedo de represalia por parte de venezolanos.

Pacaraima es la puerta de entrada para venezolanos que huyen de la crisis política, económica y social en el país de origen y entran en Brasil. La estimación es que entre 500 venezolanos por día por la frontera del estado.

Ante la situación de conflicto en Pacaraima, el gobierno de Roraima afirmó que está enviando refuerzos para el hospital de Pacaraima, con profesionales de salud y medicamentos. Además, también se pidió refuerzo en el efectivo policial. En una nota, criticó el gobierno federal.

"La solución a la crisis migratoria sólo ocurrirá cuando el gobierno federal entienda la necesidad de cerrar temporalmente la frontera, realizar la inmediata transferencia de inmigrantes a otros estados y asumir su responsabilidad de hacer el control de seguridad fronteriza y sanitaria.

Roraima lidera desde el 2015 con la llegada desenfrenada de venezolanos, que están dejando al país vecino gobernado por Nicolás Maduro para escapar de la crisis política, económica y social. Tan sólo en los primeros seis meses de este año, más de 16.000 venezolanos han pedido refugio en el estado . El número ya es un 20% mayor que el registrado en todo el año 2017.

Videos Recomendados

Anuncios

Videos recomendados

ALCALDE CHAVISTA DIJO GRACIAS A QUE NO HAY COMIDA NI DINERO YA EL ROBO A LAS PERSONAS SE ACABARA EN TODO GUARICO Slobodan Praljak CRIMINAL DE GUERRA SE SUICIDA EN PLENO JUICIO LA POSMODERNIDAD Y LA INCLUSIÓN QUE EXCLUYE AQUÍ LO QUE HAY ES AMOR Y PAZ GRACIAS AL CHAVISMO Y EL QUE DIGA LO CONTRARIO LE TENDREMOS QUE DAR PLOMO PARA QUE NO MIENTA CAMARADAS