Página principal
28 junio 2018 ( 134 vistas )
Anuncios

¿QUE? IGLESIAS EVANGELICAS COBRAN DIESMO POR TRASNFERENCIA Y EN DOLARES

La hiperinflación, la escasez de efectivo y el precario poder adquisitivo de los ciudadanos afecta la forma de participar de la fe católica. Sin las ofrendas, los párrocos de los templos no pueden hacer mantenimiento ni comprar hojas dominicales; además, han surgido nuevas modalidades para cancelar

| Foto: Rayner Peña R.

Caracas.– Xiomara Manzo se extrañó la primera vez que el sacerdote de la Iglesia San José de Chacao preguntó en una misa quiénes comulgarían. Por una razón inconcebible: las hostias deben ser contadas antes de la celebración de la eucaristía porque no hay suficientes para todos los feligreses.

Además, la escasez de efectivo obligó a los representantes de las iglesias a implementar nuevas formas de pago. Por ejemplo, en Nuestra Señora de La Paz, ubicada en Montalbán, las limosnas tradicionalmente son ofrecidos en efectivo durante las misas, pero pueden ser donadas mediante transferencias o por el punto de venta, al finalizar la celebración de la eucaristía.

| Foto: Rayner Peña R.

Lee también: El comején amenaza a la iglesia San Juan Bautista

Aunque la colaboración no tiene tarifa, los voluntarios de la parroquia aseguran que lo ideal es que sean más de Bs. 10.000. Las misas para los difuntos tienen un costo de Bs. 3.000 por cada uno y documentos como la fe de bautismo se pagan en Bs. 100.000.

Xiomara, practicante fiel de la religión, admite que lo más grave es que ya la gente no puede hacer donaciones de alimentos o medicinas como en otrora. “Antes las cestas se llenaban y las personas colaboraban cada vez que iban a misa. Ya no se puede hacer eso. Es muy difícil para todos”, lamenta.

| Foto: Rayner Peña R.

No hay efectivo ni para la casa de Dios

José González asiste a la Iglesia de San Francisco, en el centro de Caracas, desde hace 11 años y dice que el templo depende de las ofrendas que se pagan con el efectivo, con el que tengan los creyentes que asisten a las misas, que son también usados para las labores de aseo. Aunque con la escasez de billetes, ahora es poco lo que se puede hacer.

Los bautizos, las misas para los difuntos y las ofrendas no tienen un precio establecido, son colaboraciones. La iglesia no trabaja con transferencias ni punto de venta; depende del efectivo de los católicos.

| Foto: Rayner Peña R.

Sin harina de trigo no hay cuerpo de Cristo

Varias parroquias del Distrito Capital encargan las hostias a las Hermanas Siervas de Jesús, que fabrican, en un buen día, 5.000 de estas. Alba Arriaza, colaboradora, explicó que entre la escasez de harina de trigo y las fallas eléctricas que impiden el uso eficiente de las planchas cortadoras, la producción diaria se redujo a 2.000.

| Foto: Rayner Peña R.

Las religiosas de esta casa logran fabricar las hostias gracias a donaciones de materia prima. Un saco de 40 kilogramos de harina de trigo les alcanza para una semana de trabajo. Con el precio en que venden el símbolo de la eucaristía, la situación es desfavorable para ellas: cada pedido de 1.000 hostias cuesta 50.000 bolívares y 10.000, 500.000 bolívares. “Yo creo que ni una chupeta vale eso”, bromeó Arriaza, quien aseguró que lo que ganan es invertido en implementos para la limpieza y el mantenimiento de la casa.

Lee también: El comején amenaza a la iglesia San Juan Bautista

Luego de la beatificación de la Madre Carmen Rendiles, la casa de la congregación que ella fundó, recibió la donación de 70 sacos de harina de trigo para el trabajo que realizan a diario de forma delicada y casi artesanal.

Ni papel para la palabra diaria

La Librería San Pablo produce las hojas dominicales y los folletos mensuales del Pan Diario. Hace meses que comenzaron a disminuir las suscripciones de las parroquias, las ventas y las impresiones. Cada hoja tiene un costo de Bs. 10.000 y la cantidad mínima para la venta es de 40 unidades; los folletos con las lecturas bíblicas de todo el mes cuestan Bs. 650.000. Quienes lo compran lo hacen para mantener su costumbre.

| Foto: Rayner Peña R.

Teresa Márquez, vendedora de la tienda, explicó que antes, templos como la Catedral de Caracas y Nuestra Señora de la Candelaria solicitaban entre 250 y 400 hojas cada domingo, ahora los pedidos no llegan a 100.

Las ventas se mantienen gracias a la compra de particulares. La encargada aseguró que la disminución de la demanda se debe a la escasez de efectivo: “Las hojas se compraban con las ofrendas de los feligreses. Como ahora no hay efectivo, no se pueden comprar”.

| Foto: Rayner Peña R.

En San José del Ávila, ubicada en la parroquia Altagracia, desaparecieron las hojas dominicales hace meses, Ana Torres, secretaria del despacho parroquial, no sabe con exactitud hace cuánto, pero sí sabe que es desde hace tiempo.

Videos Recomendados

Anuncios

Videos recomendados

10 DE LAS CITAS MÁS PSICÓTICAS DEL HÉROE SOCIALISTA CHE GUEVARA MEXICO TIENE SED DE VENGAZA Y REPARTACIÓN DE LA RIQUESA VENEZUELA NUNCA TUVO TAN BUENA ECONOMIA COMO AHORA Y GRACIAS A NOSOTROS ESTAMOS EN PAZ CON TODOS LOS PAÍSES DEL MUNDO ESTO ES SOLO GRACIAS A LA REVOLUCIÓN Y A NUESTRO AMADO CHAVEZ ESTA NIÑA DEJO EN SILENCIO A MADURO LE PREGUNTO QUE PORQUE NO HACIA NADA CON LA COMIDA EN LAS ESCUELAS Y QUE ELLA AVECES NO COMÍA EN CASA